Erase una vez... una cesta y un taller

Erase una vez una cesta...
Erase una vez una bobina de trapillo...
Erase una vez la mercería más bonita del mundo...
Con cualquiera de estos tres comienzos podría empezar la maravillosa historia que llevo viviendo desde Diciembre...
Sé que hablaros de trapillo no es una novedad, ahora está muy de moda, en algunos sitios desde hace más tiempo que en otros. En Granada no hace tanto, o eso creo yo, por lo menos en tiendas no lo hemos visto mucho. Yo lo conocí en Madrid, hace más de un año y gracias a Artesania de la Filia y a Hecho por mí, y desde aquella vez que sentencié que con un bolso de trapillo se podía matar a un atracador han pasado muchas cosas, entre ellas una alfombra, dos maxiamigurumis y varias cestas.
Pero esta cesta no es una simple cesta...
La bobina de trapillo con que la tejí dió dos cestas gemelas. Una es la que posa en estas fotos con mis tres últimas zanahorias recolectadas y algunos de mis enseres de jardinería...
(Tenía muchas ganas de que viérais algo de nuestra cosecha jejeje El minihuerto nos dió verduritas muy ricas y nos lo pasamos bomba, así que este año también repetiremos)

Y la otra es la que se encuentra en Home Suit Home...
Cuando yo digo que Home Suit Home es la mercería más bonita del mundo no miento, ni exagero, es verdad verdadera. Es como una foto de Jackie Rueda. Como un sueño, como el país de las maravillas de lo bonítisimo. Yo quiero quedarme a vivir allí, en alguno de sus botecitos de botones, o en sus cestas de casita o entre sus estantes de lanas... ¡Y si no me creéis podéis hacerle una visitilla a Muchacha Zángana que le dedicó una entrada llena de fotos que os harán babear y envidiar a los granaínos como yo he envidiado durante años a los madrileños y los barceloneses! (Envidia sana, eh? Y ahora os envidio menos porque Granada se está llenando de sitios maravillosos, sino atención a la entrada de Mi Low Cost donde hay recogidos algunos jijiji)

Y allí, en ese paraiso de cintas, lanas y botones, en Diciembre empecé a dar talleres. De trapillo, haciendo cestas como éstas dos hermanas gemelas. En su página de Facebook podéis ver todos los que vamos a dar en Enero y Febrero ¡Advierto que se llenan muy rápido!
Siempre me ví enseñando y de hecho era una de mis metas "no escritas" para este 2013, así que poder vivirlo parece un sueño. Yo lo he agarrado con fuerza, que estos trenes de alta velocidad no pasan todos los días y espero que todo salga muy bien ¡Es una nueva etapa y muy deseada, así que mal no puede salir!
Aunque hay días que el vértigo me puede y no sé cómo organizar mi poco tiempo libre para llegar a todo, pero la mayoría de los días sólo sé sonreír y pensar que encontraré el hueco para cada cosa y todo encajará. Espero que mientras tanto entendáis y perdonéis mi retraso en el resto de mis cositas ;)
Moraleja (ñoña): A veces no sólo importa lo que metes dentro de una cesta, sino dónde compraste la bobina y para quién la tejiste jijiji Pero sobretodo, lo que más importa es tejerla con amor. Con amor, todos los sueños se cumplen

¡Os dejo un millón de besitos y gracias por vuestras visitas y vuestras palabras!

5 comentarios:

  1. Aixx.. que bonita entrada!!! Pues si, tienes razón, muchas veces lo importante no es el resultado si no el procedimiento y lo que te vas encontrando por el camino... Felicidades por éste nuevo proyecto de formadora... yo tb estoy haciendo alguna cosilla... Por cierto, te comento un incidente que tuve. Blogger me ha eliminado el blog (no me preguntes porque) y mientras se repara estoy en el otro paralelo http://laschurys.blogspot.com No quiero perder tu contacto!!!!!!
    Un beso guapiii... y fleiz finde!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho ver que las cosas cuando se hacen con cariño... salen bien...

    Enhorabuena por tu faceta de profe.. seguro que tus alumnas están encantadas contigo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta entrada, cuánto cariño en tus palabras, me hubiera quedado leyendo más y más párrafos. Muchas gracias por compartir todas estas cositas con nosotras.
    Los viernes por la tarde siempre pienso que llega mi momento especial de la semana y aunque estoy agotada lo cierto es que soy feliz en el grupo de crochet al que me he apuntado. Nos reímos, nos relajamos y se crea un ambiente muy sano. Espero que lo disfrutes un montón y qué pronto nos hagas una entrada viendo esos talleres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Simplemente hermosa, me encanto :D Hay tanto cariño en tus palabras que alegran a quién sea que las lea. Besos ^_^

    ResponderEliminar
  5. Preciosa la cesta! Qué te vaya muy bien en los cursos!

    Bsos!!

    ResponderEliminar