Dona Médula

Hoy no quiero que pases de largo ni rápido, no quiero que mires las fotos de este blog sin leer, ni quiero que leas sin reflexionar y pases a otra cosa.
Hoy me gustaría que te tomaras tu tiempo en leer esta entrada cortita y que luego fueras al enlace y leyeras no una sino todas las entradas que ha publicado Carola, de La Silla Turquesa, sobre ser donante de médula.
A veces las cosas no tienen que pasarnos para empatizar con el problema o con la solución.
Hay gestos sencillos, solidarios, altruistas, que pueden cambiar la vida de una persona y de las personas de que la aman...
Como ha cambiado la vida de su duende, de ella y de su familia...
Como puede cambiar la vida de otros niños, de otros hermanos y hermanas, de otras madres y padres, de otros abuelos y abuelas...
 
Carola ha confeccionado una serie de entradas con información sobre ello y con sorteos en cada una para que las palabras no se las lleve el viento y el gusanillo solidario se nos quede dentro.
Este Baby Osito ha sido mi granito de arena para ayudar a Carola a que más gente reflexione y se dé cuenta de que hay soluciones en esta vida que están en nuestra mano y podemos elegir ayudar y participar.
Hoy no pases de largo ni rápido...
Quédate un ratito.

¡Os dejo un millón de besos!

2 comentarios:

  1. Qué fuerza tiene Carola, es admirable :)
    me encanta tu aportación
    muchos besos
    Diana

    ResponderEliminar
  2. ¡Que aportación más linda!
    Es una pena que en este pais estemos tan poco concienciados con la donación de órganos, y tan desinformados con la donación de médula; pero poco a poco...
    Besos

    ResponderEliminar