Craft Project: Transformando cajas de fresas

Desde hace un par de años nos dio por las fresas... Mermelada de fresas, batido de fresas, tostada de fresas, yogur con fresas... jejeje Cosa que me vino bastante bien para el tallercito porque conseguí hacerme de un buen surtido de cajitas de madera que poder pintar y poner bien bonitas para tenerlo todo ordenadito ^^
Es un DIY muy facilito y muy hecho en la blogosfera, ¡pero a mí me encanta!



Las cajas se pueden pintar con varios tipos de pintura, no sólo con pintura para madera. Puedes hacerlo con acrílicos y luego barnizarla, o con pintura para madera, o aprovechar y probar la Chalk Paint (Yo me muero por hacerlo ¡A ver si encuentro un proyecto de mobiliario chulo y me animo! Porque tiene muy buena pinta y unos colores geniales). En mi caso, yo las pinté con pintura de pared... Sí, así tal cual! jajaja Me sobró un montón de blanco de cuando pinté el tallercito y con un poco de acrílico para darle color, conseguí justo el resultado que buscaba.
A las grandes les puse el sellito de mi marca y las utilizo para debajo de la mesa de trabajo con retales grandes de tela y ropa para reutilizar. Con las medianas hice lo mismo y en ellas guardo mis ovillos de Natura de DMC y los amigurumis que voy tejiendo.
Con las pequeñas fui un poco más creativa porque eran para mis washis, mis troqueladoras y mis sellitos. Así que además de pintarlas las decoré estampando sellos y coloreando un poco con bolis de gel.
Lo mejor de estas cajtas es que son apilables y a mí me ha venido genial para montarme una pequeña "torre" en la mesa y tenerlo todo a mano jejeje

Pero claro, la cosa no está sólo en pintarlas y reutilizarlas como cajas... Eso es lo fácil!! Luego está Pinterest y sus mil y una posibilidades para hacer con ellas jajaja Aunque esta vez no tiré de ahí, fue más cosa de la imaginación:
Sí, sí! Estanterías de casita! jijiji
 
 
Para ello sólo necesité cortarles las maderitas sobrantes a las cajas de fresas (Esto también mola si váis a usarlas de bandejas) y un par de maderas de un palet pequeño que me sobraban. Se clavan, se pintan, se le pone un fondo con cartulina negra y listas para adornar la pared de mi tallercito ^^
Sin duda, ahora todo está mucho más ordenado y a mi gusto ¡Para que no digan que reutilizar no mola!
¿Y vosotros? ¿Os habéis animado también a pintar cajitas de fresas?

9 comentarios:

  1. Madre mía! me acabo de enamorar de las casitas!!! voy a robarle a mi madre las que tiene por ahí guardadas jajaja

    ResponderEliminar
  2. Las casitas están adorables!!! Te han quedado realmente hermosas!! Yo conseguí la otra vez un huacalito en la basura de una tienda de frutas y es uno de mis tesoros más preciados! Te han quedado hermosas!

    ResponderEliminar
  3. Es lo malo de pinterés, que te crea necesidades y el tiempo de la fresas ya pasó. Las tuyas te quedaron preciosas con esos colores tan suaves.

    ResponderEliminar
  4. Ohhh!!! pero que bonitas quedan!!! tengo que intentar hacer un hueco para probar con una!!

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitas! Y cómo me gusta tu tallercito :) Con lo desordenada que soy creo que tener unas cuantas cajas de estas tan chulas me animaría a organizar un poco mejor mi escritorio...

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitas quedan! Y además son muy útiles :)) Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Mañana mismo voy a comprar fresas!!!!jejejeje...
    Te han quedado muy bonitas!

    ResponderEliminar