Isabelle

"En casa de herrero, cuchara de palo"

Estoy segura de que habéis escuchado mil veces este refrán, ¡Qué gran verdad!
A menudo la gente me dice de la suerte que tienen mis peques con tanto amigurumi alrededor...

Rocío cuando lo oye se enfurruña porque sabe que no es suerte, sino mala suerte porque no suelen quedarse casi ninguno. Ellas los ven "nacer" y los ven partir, y les cuesta. Sé que les cuesta. Esa parte de aceptar que el trabajo de su madre es tejer muñecos para otras personas la tienen ahí ahí, medio atravesada.

Cuando Annabelle se fue a recorrer mundo y a hacer feliz a otra persona, Rocío se enfadó mucho conmigo. Ella ya había hecho sus planes para la osita...

Así que le prometí que le haría una hermanita gemela con la misma lana matizada, y que sería sólo para ella.
Una promesa demasiado a la ligera porque ya debería yo saber que las cosas hechas a mano son únicas y es muy difícil que salgan dos iguales...
Debí haberlo previsto..

 Isabelle se tomó su tiempo en estar preparada, es bastante tímida y nada aventurera. A ella lo que le va es leer, sobretodo cuentos ilustrados tan bonitos como Batiscafo en el mar...¡Ni proponiéndomelo la habría tejido tan dispar! Y es que aunque nos recuerda a Annabelle, ella es ella misma y no hay más.




Pero Rocío está encantada y muy feliz, en parte porque creo que ya lo sabía y lo esperaba... Annabelle sólo hay una, como sólo hay una Isabelle.
¡Menos mal que una de las dos tenía claro que en temas de lana, los hermanos siempre son mellizos, y no gemelos!



Bienvenida Isabelle

8 comentarios:

  1. Melma, no se como era Annabelle, pero Isabelle es preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Yo no sabría con cuál quedarme jejeje

      Eliminar
  2. Tanto una como otra son preciosas... aunque ésta es aún más especial porque lleva el "extra" del amor de una madre. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto, inconscientemente pero sí ;) Creo que en el fondo ese amor extra es lo que la ha hecho tan especial jejeje

      Eliminar
  3. jejeje eso es muy común. Pero tu hija puede estar ya muy contenta, Isabelle es preciosa y toda para ella. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin! Ella no veía el día! jijiji

      Eliminar
  4. Que hermosas!!! ambas van a ser muy buenas amigas de seguro.
    Esto me pasa mucho con mi nena de 5 años, apenas termino un muñeco me mira y me pregunta: ¿Es para mí?, se me rompe el corazón tener que decirle que es un encargue. Pero trato de tejerle siempre alguna cosita. Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Jo que bonitas las mellizas! y qué bonita historia! Me alegro de que tu hija esté contenta con su osita :)

    ResponderEliminar