Tutorial: Cómo reciclar los tapetillos de la abuela

Recuperé muchas cosas de mi abuela.
Algunas tazas, cuencos, platos, sus cajas de lata con botones e hilos y varias muestras de puntos y cuadraditos y tapetillos...

La recuerdo de muchas maneras, pero lo que más recuerdo es verla tejiendo.
Mi abuela siempre andaba con agujas de ganchillo que parecían alfileres en su punta y con hilo blanco o crudo súper finito. Me parecía increíble que terminara esas colchas y tapetes.
Eran horas, días, meses enteros.

Por eso cuando encontré varios cuadraditos supe que tenía que hacer algo con ellos.
En la red hay muchas opciones pero la que más me gustó fue la de poder enmarcarlos y colgarlos en el tallercito para tenerlos siempre a la vista.
Y para ello, nada más fácil que un par de bastidores, hilo y aguja.


El proceso es realmente fácil:
1. Selecciona los tapetillos o cuadraditos que más te gusten.
2. Comprueba que están bien rematados y no se van a deshacer por ninguna esquina. Esto parece una tontería pero es importante ya que luego estiraremos en el bastidor el tejido.
Si no lo están, remátalos bien con ayuda de una aguja de ganchillo o de una aguja lanera.

3. Lávalos con un detergente de prendas delicadas y sin frotar demasiado para quitarle "el paso del tiempo". A menudo el algodón claro se vuelve amarillento en algunas zonas y es posible que no se vayan esas manchas. Pero no uses lejía ni productos agresivos. No sé vuestros tapetes pero los míos pueden tener perfectamente 30 años y aunque el material sea bueno hay que ser precavidos.

4. Bloquéalos con alfileres sobre una toalla y en plano para que no le queden arrugas ni retorcidos al secarse. ¡Ni pienses en plancharlos!

5. Elige un bastidor que te permita coser estirado el tapete o cuadrado. Si es demasiado pequeño se quedará flojo y no se verá bonito y si es demasiado grande podríamos forzar de más el algodón y deformarlo o romperlo.

6. Cose al aro interior con hilo de algodón del mismo color o del color más parecido las esquinas del cuadrado o del tapete. Si éste fuera redondo cose en varios puntos más hasta que veas que queda bien cogido y estirado.



¡Y listo! 


Puedes colgarlos directamente en la pared con una pequeña alcayata o tornillo, e incluso con una chincheta con cabeza.
Se pueden hacer composiciones realmente bellas con ellos e incluso adornados con otros materiales como cuentas y plumas o hacer un atrapasueños como nos muestra DecoManitas. ¿Os animáis?

¡Feliz fin de semana a todos!

6 comentarios:

  1. Muy lindo y una excelente idea, saluditos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el reciclaje, el recuperar cositas y mucho mas si son de la abuela. Me gusta.
    BrochesChulis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial poder darle una segunda vida a las cositas, verdad? ^^

      Eliminar
  3. Qué buena idea para reciclar los tapetes y que no queden guardados en un cajón. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii! Que en un cajón no lucen, así los tenemos bien a la vista :D

      Eliminar