CAL : "De Rusia a Belén" ¡Todo esto y mucho más es lo que hemos aprendido!

Me tienen secuestrada las agujas, lo sé. ¡Qué difícil llegar a todo!
¡Pero estoy feliz!

El CAL tocó el domingo a su fin y por facebook, instagram y demás redes sociales ya se van viendo belenes terminados. ¡Hay mucha variedad de colores!

Sin embargo, hay bastante gente que me ha comentado que no le ha dado suficiente tiempo y que anda a medias. Por esa razón, he pospuesto hasta el viernes el mosaico y tenéis unos poquitos días más para darle caña.

Estoy muy contenta del grupo de facebook que se ha formado y de lo bien que lo estamos pasando compartiendo juntas nuestros avances.
Tejer a la vez permite no sólo compartir nuestra experiencia sino aprender unos de otros, y descubrir pequeños truquillos o distintas maneras de hacer las cosas en las que antes no habías caído.
Ésta es sin duda mi parte favorita, así que no he podido evitar haceros un resumen de todo lo que hemos aprendido con este CAL:

- Anillas: 
Uno de los materiales que más ha dado que hablar han sido las anillas de plástico que se utilizan en las coronas de San José, la vírgen María y el niño Jesús.
Si nunca las habíais usado en las mercerías podéis encontrarlas con facilidad, de distintos diámetros. Las del belén son de 3 cm, y yo suelo pedírlas como anillas de cortina.

En Instagram os dejé una foto de ellas para que os hiciérais una idea de cómo son.



Pero si lo vuestro es más reciclar, podéis hacer cómo la Srta. Cacahueta y utilizar de anilla el aro de plástico que se queda en el cuello de las botellas.

Para forrarlas es tan sencillo como tejer punto bajo cogiendo hebra por dentro del aro.
- Tamaño: 
Lo que más sorprendió a tod@s fue el tamaño del belén. Por eso quería aclarar que no es un belén en miniatura, sino que está diseñado y pensado para que los más pequeños y no tan pequeños puedan disfrutar de él.

Pero sobretodo, para que puedan hacerlo también principiantes y no se enfrenten a un reto demasiado complicado por su pequeñez y detalle.

Por esa razón, para poder tejer sin dificultad las 5 figuras que van disminuyendo proporcionalmente de tamaño y poder bordarles los adornos y las caras, la figura más grande que es San José mide 10 cm de alto aprox.   

- Agujas:
Otro tema que nos surgió fue qué número de aguja utilizar.
Siempre os digo que la aguja será aquella con la que os sintáis cómodos y os permita realizar los puntos de manera homogénea y sin dejar agujeros.

En las etiquetas de los hilados suele venir de manera orientativa el número o números recomendados, pero será vuestra manera de tejer, si apretáis o si aflojáis el punto, lo que determinará cuál debéis usar.

Un claro ejemplo es el hecho de que yo tejí con aguja de 3mm porque aprieto como si se me fuera la vida y otr@s compañer@s del CAL tuvieron que cambiar a agujas de 2,5 mm, e incluso de 2 mm. 

- Cambio de color : 
Como ya os comentaba en la entrada de comienzo del CAL y os mostraba en Instagram, para hacer los cambios de color podíais usar mi truquillo que os expliqué AQUÍ.

Algunas me habéis comentado que no os sale muy bien y que a través de las fotos no os queda muy claro, así que os prometo que en cuanto pueda me animaré a hacer un videotutorial explicándolo.

 ______________________________________________________
Debo aclarar que es un truquillo para disimular el escalón que se produce en el cambio de color al tejer en espiral, NO es la solución exacta para que no se note nada
Para eso, por el momento lo único que hay es tejer en circular en vez de en espiral y cortar y empezar con cada color que vayamos a usar.  
______________________________________________________
Como es de esperar si los cambios de color son muy seguidos, por ejemplo en cada vuelta, y además concentrados en una sola parte del tejido se disimula mucho más.


Si los cambios de color se producen después de varias vueltas o se repiten en distintas partes del mismo tejido, se parecia más ya que al tejer en espiral vamos moviendo nuestro punto de comienzo y nuestro punto final levemente a lo largo de las vueltas.


- Rellenar: 
Debemos tener cuidado a la hora de rellenar las piezas ya que si se rellenan en exceso no se llega a apreciar la forma de matrioska y tienden a estar achatadas.

Hay que encontrar en el punto medio entre que no queden flojas y que la cantidad de relleno nos permita modelarlos una vez cerrados. A mí en particular me encanta masajear las piezas, doblarlas, estrujarlas, tornearlas  o redondearlas con las manos una vez rellenas. Esto permite que el amigurumi coja la forma que buscamos con los aumentos y disminuciones  y ayudamos a que el relleno no se apelmace solamente en algunas zonas.

- Base de plástico:
Cuando diseñé este belén con forma de matrioska una de las cosas que más me preocupaba era cómo hacer la base para que se sostuvieran de pie y para ello elegí usar una vuelta tejiendo en Back Loop o sólo cogiendo la hebra trasera.
Esto ayuda crear un pequeño borde muy útil que hace de márgen para la base y que permite que las figuras se sostengan. Eso sí, con un leve movimiento "borracho" como si fueran un poco tentetiesos.

Para evitarlo y que se mantuvieran de manera firme la Srta. cacahueta compartió de nuevo en el grupo un truco que me llamó mucho la atención: introdujo dentro antes de empezar a tejer la base un tapón de plástico, para darle fuerza y consistencia.

Al ser de plástico permite que se pueda lavar, algo muy útil cuando hay peques en casa. 

- Coser antes de rellenar:
Podría ser una regla de oro de los amigurumis, pero yo me la salto siempre. Me pueden las ganas de tejerlo todo, es cierto.
Sin embargo, cuando Creacionesbn  lo recomendó en el grupo, no tuve más que darle la razón.

Coser partes como la cara, los ojos, la barba, el pelo... antes de rellenar facilita mucho las cosas. No tienes que andar intentando que el relleno no se salga junto a la hebra y puedes calcular mejor la simetría y dónde colocar cada pieza.

¡Intentaré controlar las ganas de acabar corriendo a partir de ahora!

- Bordar adornos y caras :
Ese gran enemigo...
Para mí el único truco/consejo que hay para esto es paciencia, mucha paciencia.
A parte de eso puedes hacer otras pequeñas cositas que mejoran bastante el resultado de los adornos y las caras bordadas:
1) Cuenta los puntos de distancia: 
Cuando bordamos en amigurumi podemos guiarnos por los agujeritos que quedan entre los puntos para centrar, alinear y bordar de manera simétrica. Si respetas la cantidad de puntos entre un bordado y otro ya tienes medio camino recorrido para que te salga bien.

¡Pero recuerda! Estás tejiendo en espiral y el principio y final de cada vuelta está a una altura diferente. Cuando bordes en esa zona tendrás que ingeniartelas más allá de contar puntos.

2) Utiliza un hilo de un grosor parecido: 
Si el hilo que vamos a usar para bordar es mucho más fino no lo apreciaremos y tendremos que dar muchísimas pasadas para obtener un bordado bonito.

Un hilo de un grosor similar te ayudará a no tener que dar tantas puntadas.

3) Cuidado con la tensión: 
Al dar las puntadas no debes ni tirar demasiado de la hebra ni dejarla floja:  Si tiras demasiado la puntada se esconderá entre las hebras de los puntos tejidos y si la dejas floja en la siguiente puntada se verá por encima y suelta.

Mantén la misma tensión en todo el bordado y busca siempre dar las puntadas entre puntos no demasiado cercanos.

- Otros personajes:
Mi parte favorita de tejer juntas son los brainstorming o lluvia de ideas que surgen cuando ya está todo encaminado y empezamos a pensar en tejer más allá del patrón.

Así es como han ido surgiendo en el grupo sugerencias para añadir más personajes, como los Reyes Magos del mismo tamaño que San José para que no salieran muy grandes y tejiéndoles coronas.
Por si os animáis vosotros también, aquí os dejo un enlace que compartí de Patrones para crochet para tejer una corona plana y ponersela del mismo modo que las anillas-aureolas.
La otra opción era un angelito ¡y qué mejor que este ángel que compartí las navidades pasadas!

Espero que vosotros también hayáis aprendido de esta maravillosa experiencia y no olvidéis que tenéis hasta el viernes para terminar. 
Así que si tú también estás tejiendo el belén pero no estás en el grupo de facebook, ¡etiquétame o escríbeme! Que te tenga bien localizad@ para incluirte y nadie se quede fuera del mosaico.

¡Gracias a tod@s por querer tejer conmigo! 

2 comentarios:

  1. Genial resumen.
    Yo compartiré mañana más fotos de mi Belén en el blog.

    Gracias de nuevo, y espero poder compartir otro CAL con vosotras.

    ResponderEliminar
  2. Deberíamos hacer de un CAL como este un clásico de Navidad!! jajajaja! Me lo he pasado genial, hemos aprendido un montón unas de otras, hemos compartido truquis, consejos, hablado sobre nuestras pequeñas "manías" personales a la hora de tejer... Se formó un grupo super chulo y eso se notó desde el primer día. Muchas gracias Mel! Gracias a ti nos lo hemos pasado genial y además tenemos un belén original y exclusivo! Mi peque no puede estar más contenta... entra por la puerta cuando vuelve de la guardería y lo primero que hace es ir corriendo a coger el belén! ^w^
    Muchas gracias por todo de corazón! y ya sabes... cuando la quieras volver a liar parda... cuenta conmigo!!! ^*^

    ResponderEliminar