Tejiendo un trocito de mí para ti

Tejer para regalar es extraño.
La ilusión y el cariño te hacen dudar, desbaratar, volver a empezar, cambiar de proyecto...
A veces nada te parece bastante.
Das una y mil vueltas en círculo hasta que vuelves al principio, a esa idea que te brotó de golpe, al pensar en la otra persona. 
A eso que le gustaría pero que sin embargo eres tú. 


Porque tejer para regalar es regalar un trocito de ti.
De tu corazón, de tu mundo, de tu imaginación, de tu alma.
Para que cuando lo vea sepa que estás ahí...

Es regalar un trocito de ti pensando en otro para que piense en ti ¡Menudo trabalenguas!
Así lo tejí yo. 
Para Manolo, un artista increíble y una persona maravillosa, tiernito como un amigurumi. 
Un trocito de lo más yo que soy 

4 comentarios:

  1. Qué maravilla, de verdad. Es cierto lo que dices, aún dudas más si será suficientemente enorme para la persona que quieres. Pero es lo más bonito, a mí es lo que más me satisface, tejer para regalar. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Pero qué bonito!! Tienes razón en lo que dices, cuando regalas algo hecho por ti, estás regalando un trocito de ti :) Seguro que a Manolo le encanta. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Tienes modelos increíbles, felicidades y saludos desde México!

    ResponderEliminar
  4. adorable réalisation, c' est très mignon

    ResponderEliminar