En el tallercito: Lo que hago cuando no estoy tejiendo amigurumis

Me encanta tejer amigurumis.

Tejo hasta dormida en el sofá, como mi abuela. Con las gafas medio caídas y la cabeza floja mientras doy dos, tres vueltas medio soñando, agotada ya de día.
El Sr. fotógrafo se ríe de mí por esto. Temo que algún día me haga una foto "robada" y la ponga en su instagram.

Cuando voy a algún lado en el coche o en el bus, también tejo.
Yo soy de las que se marea sólo con mirar por la ventanilla, pero tejiendo no.
Una vez leí que se debe a que la compresión de los números y las matemáticas se aloja en el hemisferio izquierdo mientras que el derecho que es el que controla las sensaciones
hace de receptor e identificador de la orientación espacial...
Lo que viene siendo que si vas contando puntos, tu cerebro está demasiado ocupado para marearse.

No sé ver la tele sin tejer y me he acostumbrado tanto a tejer mientras veo pelis o series que me inquieta ir al cine y no poder llevarme las agujas.
(Ya he bicheado una que tiene luz, lo mismo la próxima vez lo intento...)

Así dicho todo junto puede parecer que llevo la aguja de ganchillo implantada en la mano pero la verdad es que tejer también cansa, duerme los dedos, contractura la espalda, te da dolor de cabeza o de mandíbula cuando no te salen las cosas y te deja la vista hecha una pena si tejes sin la luz necesaria.

Así que a veces toca hacer otras cosas y disfrutar de otros hobbies...  
¿Que qué hago cuando no tejo amigurumis?  

1) Le doy a las dos agujas.
Vale, lo sé, esta no cuenta. También es tejer, pero de otra manera.
Debo de decir que lo hago menos de lo que quisiera porque el invierno no acompañó mucho.
Creo que me he puesto gorro una vez y cuello un par de ellas más. 

Pero ahí voy gastando stash y terminando proyectos poquito a poco que fue lo que me propuse el año pasado. Además di un paso adelante y las últimas cositas no han sido para mí. 


2) Dibujar y colorear.
Es mi segunda cosa preferida. ¡Si me das un lápiz soy la persona más feliz del mundo!
 Mi mejor regalo de cumple atrasado fueron estos lápices Polychromos de Faber Castell de La Madriguera que me tienen enamoradita

Los Reyes además se portaron genial este año y me trajeron un libro de colorear maravilloso de mi admirada Johanna Basford.
Hay muchos libros de éstos ahora, pero como los de ella ninguno. El Océano perdido en particular es una pasada, ¡sus ilustraciones son taaaaan inspiradoras!





3) Leer y babear libros bonitos
Antes me bebía los libros, dos por semana mínimo.
Luego entré en una fase en la que un libro puede durarme meses...

Así que últimamente leo, pero poco, pero babeo un montón de libros bonitos como "La vida es una verbena" de Lucía Be, los maravillosos "Maps" y "Animalium", algunos cuentos de las peques y el increíble "La casa de los Ratones".

Descubrí este libro gracias a Supercursi y no puedo estar más fascinada. Su autora, Karina Schaapman, recopila en él algunas de las imagenes de la casa de los ratones que lleva años construyendo y que se puede visitar en la Nacional Public Library de Amsterdam.
¡Una casa hecha con cajas de cartón, telas antiguas y materiales ciclados que tiene más de 100 habitaciones, pasillos y exteriores!

4) Jugar en familia
Jugar también es importante.
A veces no sacamos el suficiente tiempo para esto, pero teniendo niños es muy necesario.
Puedes jugar a muchas cosas, no tienes que tirarte al suelo y acaparar el lego, ni tomar café con las Barbies. También vale echar unas risas con los juegos de mesa o con la consola.
¡Nosotros somos súper fans del Animal Crossing Amiibo Festival! ¿Adivináis qué figurita tengo yo?
¡La alpaca! jajaja ¡Cómo no! ¡Es tan cuqui!

5) Buscar tesoros en el campo 
Oh sí! Tenemos complejo de ardillas. Yo voy al campo y no me vuelvo sin ramitas, hojas, piñas, bellotas o piedras raras.

Siempre me digo ¡con esto podría hacer eso, o lo otro! Igual algún día lo hago... Pero el momento tan emocionante de búsqueda merece la pena.

6) Redecorar
Pues sí, creo que ya lo dije alguna vez pero adoro cambiar constantemente: de color de la pared, de color de muebles, de cojines... Pequeños cambios eso sí, pero ¡Miedo me tienen en casa! Soy de las que se levanta una mañana y te cambia los muebles del salón de sitio antes del desayuno.

Adoro releer revistas de decoración, visitar páginas, aprenderme de memoria el catálogo de Ikea y coger la brocha de vez en cuando para restaurar una cómoda, un armario o unas cajas de fruta.

7) Ordenar
Soy caótica nivel 5, es decir ese nivel en que un día te despiertas y ya no puedes entrar en el tallercito sino es levitando.
A menudo creo que lo hago a posta porque luego lo inmediato es ordenar ¡y me encanta! Poner todo en su sitio, volver a ver la silla, saber qué hay una mesa debajo de todo eso...



Este año tengo un nuevo próposito además y espero conseguirlo: No acumular.
A veces leo a Wasel Wasel cuando cuenta cómo simplificó su habitación o disfruta de su armario cápsula y siento que soy esclava de mi "gen coleccionista".

Hay una diferencia entre el gen coleccionista y el gen consumista. Los consumistas pueden consumir por modas, por vacíos emocionales, por no saber lo que necesitan... Los coleccionistas consumimos porque necesitamos tenerlo todo y en todos los colores, tamaños o formatos existentes.

No es fácil dejar de ser coleccionista pero mi mentalidad va cambiando poco a poco y ordenar me permite darme cuenta de las muchas cosas innecesarias que he acumulado en este tiempo.
Estoy pensando en comprarme "La Magia del orden" de Marie Kondo,  que todo el mundo dice que está súper bien.

8)  Hacer fotos
¡Tener al Sr. fotógrafo tenía que acabar en algo bueno!
Me gusta fotografiar pequeños detalles, texturas, a las peques cuando juegan, las plantas...

¡Aunque lo que más me gusta es la fotografía creativa y desvariar cuál genio loco!
Quizás me anime y retome aquellas fotos de amigurumis del "An amigurumi a day"  ¡Me hacían muy feliz!

¿Y vosotros? ¿Qué hacéis cuando no estáis tejiendo?

2 comentarios:

  1. ¡Ay, Melma, qué pena que no nos conozcamos! Te sigo desde hace tiempo y creo que tenemos las mismas aficiones. Un beso, y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  2. de bien belle photo, de belles réalisations c' est bien d' être passionnée bravo a bientôt biz

    ResponderEliminar