Cuando cierro los ojos...

¿Qué tejerías si tuvieras tiempo, si nadie te dijera qué tejer, si sólo estuvierais tú y el ovillo?
¿Qué te saldría de dentro, que da vueltas en tu cabeza, que te nace sin pensar?

Cuando yo cierro lo ojos, en calma, en paz y con total libertad, veo esto... 


Es extraño, porque disfruto tanto, me llena tanto, y sin embargo me resisto a tejerlos... Y sólo los hago para personas muy especiales que saben que se llevan un trocito de mí.


Este trocito lo tejí para Zazu y sus cosas.
Lleva el mismo cariño que yo le tengo a ella.
Gracias por dejarme disfrutar tanto tejiendo para ti 

3 comentarios:

  1. que maravilla!!!!! y que suerte tener un trocito de ti. :))

    ResponderEliminar
  2. ¡Es precioso! Desde la tela de fondo hasta el propio animalito, pasando por las florecillas que le has puesto. ♥

    ResponderEliminar