Los gatos también tienen corazón de dragón

¿Es un gato?
¿Es un dragón?
¡No! ¡Es gato-dragón!




¡Qué divertidos y locos son algunos encargos personalizados que me pedís!
Éste en concreto es uno de los que más he disfrutado porque si hay algo que me encanta es imaginar que las cosas no son lo que son.

Aún oigo la voz de Sarah ("¡Es ridículo! jajajaja") cuando me dijo lo que quería que hiciera.
¡Pero el resultado ha sido tan gracioso, tan vibrante, tan súper!

Me encanta pensar en la carita de ese bebé cuando agite, babee o mire atentamente a este Baby tan especial y tan suyo.






Y es que en el fondo, los gatos también pueden ser un poco dragones.
¿Porqué no?

3 comentarios:

  1. ¡Ingeniería genético-gancheril!. Es súper!!!. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitooooooo, me ha encantado de verdad. Gatito con corazón de dragón, como Obi ;)

    ResponderEliminar