Los gatos también tienen corazón de dragón

¿Es un gato?
¿Es un dragón?
¡No! ¡Es gato-dragón!




¡Qué divertidos y locos son algunos encargos personalizados que me pedís!
Éste en concreto es uno de los que más he disfrutado porque si hay algo que me encanta es imaginar que las cosas no son lo que son.

Aún oigo la voz de Sarah ("¡Es ridículo! jajajaja") cuando me dijo lo que quería que hiciera.
¡Pero el resultado ha sido tan gracioso, tan vibrante, tan súper!

Me encanta pensar en la carita de ese bebé cuando agite, babee o mire atentamente a este Baby tan especial y tan suyo.






Y es que en el fondo, los gatos también pueden ser un poco dragones.
¿Porqué no?

3 comentarios:

  1. ¡Ingeniería genético-gancheril!. Es súper!!!. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitooooooo, me ha encantado de verdad. Gatito con corazón de dragón, como Obi ;)

    ResponderEliminar

Para poder comentar es necesario que cuentes con una cuenta Google, ya que esto implica que de antemano has aceptado la gestión de tus datos personales por parte de Google LLC, propietario de Blogger. En este caso, el envío del comentario es una aceptación explícita e inequívoca de la gestión tanto de tus datos como del comentario mismo para uso de Gallimelmas e Imaginancias. La finalidad de la recogida de los datos, además de permitir mostrar tu comentario, es para poder responderte por este medio. Consulta más información en Política de Privacidad y Protección de Datos.