Work in progress: ¡Bendito verano, ven ya!

Tengo ganas de verano.
¡No me puedo creer que yo esté diciendo esto!

Pero estos meses de locura y estrés han conseguido reducir mis ganas de tejer al mínimo y necesito descansar, disfrutar de la lentitud del verano y recuperar fuerzas.

El verano tiene ese no sé qué que nos desacelera e intensifica todo lo bueno.
A mí me huele a mar, a sandía, a luz y sol, a helado, a risas, a menta, a jazmín, a domingos eternos. Todo junto, como un cóctel colorido y lleno de sabor.

Y a pesar del calor y que tejer se hace tedioso muchas veces, necesito el verano.

Necesito sentarme tranquilamente en mi terraza por las mañanas cuando aún hace fresquito y dibujar y diseñar.





Tengo varios proyectos de patrones a medio desarrollar y quiero a retomarlos.
A lo largo de estos meses quisiera centrarme principalmente en esto y hacerlo bien, que yo soy muy picaflor y me voy de una cosa a otra a la mínima.

Algo hay ya en mis agujas y me tiene muy muy feliz 

Sólo faltan 16 días para que oficialmente ya esté aquí y si hay algo que le pido al verano es poder tejer. Quiero poder parar y tejer sin prisas, lo que me llena y me inspira, lo que me nace dentro...
Dejar volar la imaginación y poder tejer todo aquello que nunca hago.
Y disfrutarlo mucho.
¡¡Aunque muera de calor y achicharrá!!

¿Y vosotros? ¿También os pide el cuerpo verano?

3 comentarios:

  1. a mi me lo está pidiendo a gritos! que ganas de que todo vaya a cámara lenta y poder ponerme tranquilamente a tejer lo que se me pase por la cabeza :D

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa todo lo contrario a tí con el verano; en cuanto empieza las ganas de tener lana caliente cerca de mí vuelan. Y me da pena, porque en verano es cuando más energía solemos tener...

    ResponderEliminar
  3. Aquí en Argentina es otoño, pero más parecido a un invierno apresurado. Entre este frío y los resfrios mal curados pido a gritos algo de calor!!!

    ResponderEliminar