Lo que hago cuando la inspiración se va

La Doña (Doña Inspiración) dicen que es caprichosa.
Un día te ama y al siguiente te deja, sin decirte ni mú.
Y nos lo hace a todos. Aunque seas la persona más creativa del mundo.
Puede que se vaya porque vamos a mil, agobiados y hastiados, y no tenemos más remedio que parar y tomarnos un descanso. O porque tenemos la cabeza en otras preocupaciones y se va porque nos cuesta concentrarnos y disfrutar. O incluso por el verano, que nos vuelve apáticos por el calor y nos deja sin fuerzas para nada.
______________________________________________
 ¡No hay que ser creativos e imaginativos siempre!
______________________________________________
Hay días, semanas o meses de eso, de bloqueo total y estar arriba, todo junto.
Cuando me pasa, intento no entrar en pánico y buscar la manera de desbloquear y que la inspiración vuelva lo antes posible.
Si es porque voy con la lengua fuera, entonces paro. Paro, respiro, me ciño a lo justo e intento descansar y coger fuerzas.
Si no es cuestión de estrés, sino de no saber qué tejer entonces uso pequeños trucos que he ido adquiriendo con el tiempo pero que me funcionan y me ayudan, y por eso he querido compartirlos con vosotros:

1) Combina colores
El color tiene algo calmante y curativo.
Cuando no doy pie con bola, simplemente me pongo a hacer combinaciones de colores con los ovillos. No tienes que hacer nada más. No tienes que pensar en tejerlos de primeras, sólo qué color pega con cuál.
______________________________________________________________
Si lo de combinar colores no es lo tuyo, elige una tela que te guste 
y tómala de muestra para monta un moodboard con sus colores 
usando hilos y lanas, cuerdas, botones, lo que se te ocurra...
¡Es una solución muy divertida y aprenderás a combinar sin darte cuenta! 
______________________________________________________________
 Es curioso, pero según tu estado de ánimo escogerás colores suaves o fuertes, fríos o cálidos, combinaciones pastel o atrevidas...
Combinar colores sólo por placer hace que conforme vas eligiendo imagines cómo quedarían en este u otro proyecto...

¡Te puedo asegurar que al final acabas no con uno, sino con varias ideas en mente y con muchas ganas de ponerte a ello!

2) Busca un proyecto sencillo y rápido ¡Y téjelo!
Muchas veces la inspiración se va porque estamos quemados y tenemos que dejar de tejer y hacer otras cosas que nos gusten. Es muy bueno parar, respirar y disfrutar de otras aficiones.

Pero otras veces nos resistimos a dejar las agujas aunque ningún proyecto nos llene y nos agobia pensar en que no estamos haciendo nada o en que si nos ponemos no tendremos ganas ni fuerzas de terminarlo.





En esos momentos yo tejo grannies, como los que os recomendé aquí. Así tal cual. Sólo por tejerlos, sin pretensiones.
No tienen que acabar siendo una manta, ni un cojín. Se quedan de muestra, de posavasos, de manta para los Sylvanians de las peques...
Ni siquiera me importan los colores. Sólo necesito tejer algo y acabar.

Eso me desbloquea bastante, me hace sentir capaz y disfrutar sólo del hecho de tejer. ¡Pruébalo!

3) Teje un patrón que ya hayas hecho y prueba a modificarlo.
Si hay un patrón que te haya gustado tejer, repítelo.
Normalmente las cosas que nos gusta hacer no nos cuestan esfuerzo. Puedes repetir el proyecto o intentar modificarlo y darle tu toque.

Muchas veces mientras tejemos pensamos "si le cambio esto... o si hago esta parte más larga o más corta..." ¡Ahora es el momento! ¡Hazlo!


Si no te atreves a dejar volar demasiado la imaginación, no tiene que ser una modificación grande. A veces, sólo con cambiar el tipo de punto vale.

Eso sí, respeta. Cualquier patrón tiene derechos de autor, no lo olvides.
________________________________________________
 Si el patrón no es tuyo, no es tuyo aunque lo modifiques
________________________________________________
 Es un ejercicio para desbloquearte, no para que le busques una salida comercial...

4) Tira de la libreta de ideas.
Esto es un clásico que nunca falla.
Todos deberíamos tener una libreta en la que anotar todo lo que se nos ocurre cuando estamos pletóricos e imaginativos. Da igual si son listas de proyectos que tienes en mente, bocetos o dibujos, palabras sueltas que te inspiran, cosas imposibles...

Cuando uno está en plena fase creativa normalmente no piensa en una sólo cosa sino que hay como una nube de ideas que si no las escribes, las garabateas o las plasmas de alguna manera acaban perdiéndose. Y justo anotarlas hace que podamos reservarlas para tirar de ellas cuando la inspiración no está.



Si puedes sé lo más concreto posible cuando las plasmes: colores, formas, olores, adjetivos... cualquier cosa que no sólo te recuerdo la idea sino que te devuelva a ese momento, a esa inspiración sensorial que tuviste. Así es mucho más fácil darle forma cuando estamos de bajón.

5) Haz un proyecto que nunca harías
¿Sabes eso que siempre dices que harías si tuvieras tiempo? ¿O eso que jamás identificarían contigo pero te mueres por hacer aunque se salga de tu estilo?
_____________________________________________________
"Una corazonada es la creatividad tratando de decirte algo"
-Frank Capra-
_____________________________________________________
Pues ahora es cuando deberías de darte ese permiso para hacerlo.
Seguro que lo has pensado tantas veces que tienes una visión clara en tu mente y no necesitas hacer un gran esfuerzo imaginativo.
Es algo que está dentro de ti, es tu "algún día...", tu "y si...".

¡Déjalo salir! Y por una vez no te pongas excusas ni pegas para hacerlo.
Si eres capaz de esto, eres capaz de volver a estar al 100% ¡Es un subidón inmediato!

¿Y vosotros? ¿Qué hacéis cuando la Doña os abandona?
¿Algún truquillo confesable?

4 comentarios:

  1. Me ha parecido una entrada muy interesante.
    La verdad es que tejer grannys porque sí es muy relajante. También sería buena idea aprender o practicar cosas que no hayas hecho, como el tapestry, que lo tengo yo en mente, a ver si me pongo. O punto,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Todo lo que sea aprender técnicas nuevas o usar materiales que antes no hayas usado estimula mucho y ayuda a inspirarse :) Gracias por pasar!

      Eliminar
  2. Muy buenos consejos. Tengo una libreta de ideas tan nutrida que jamás conseguiré hacer todos mis proyectos. La tuya es maravillosa, limpita y con esos retalitos e hilos pegados. La mía es una vergüenza. Lo importante es que la musas te encuentren trabajando como decía Picasso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Yo no he enseñado las páginas guarretas, llenas de tachones o abarrotadas de anotaciones ¡Son muchas más que las limpitas! Habría que hacer una entrada anti pinterest de estas cosas :P

      Sea como sea, que las ideas no falten! Un besazo!

      Eliminar