10 cosas que jamás debes hacer si quieres que te dure un amigurumi

Tejemos los amigurumis con amor, con paciencia, poniendo todos nuestros sentidos y sentimientos en él, deseando que la persona a la que va dirigido pueda disfrutarlo.

Y así debe ser. Los amigurumis están para usarlos.
Olvidáos de pensar que en una estantería no se os van a manchar porque el polvo estático es de lo peor que hay...

En verdad un amigurumi no difiere de cuaquier prenda tejida a mano, por lo que este post podría aplicarse a muchos otros proyectos.
No hay que temerle a las manchas, ni a lavarlos. A lo que hay que temerle es a las imprudencias y a no darles los cuidados necesarios.

Y aquí os dejo 10 de los errores más comunes que podemos cometer y que evitándolos conseguiremos que nuestro amigurumi luzca perfecto y nos dure bastante tiempo en óptimas condiciones:

1) NO cortes los hilos sueltos ni enganchados
¡Jamás! No es el primer amigurumi al que le he hecho un agujero porque tenía un hilito suelto y lo corté. ¡Así que olvídalo!

Al igual que se haría con una prenda tejida lo que tienes que hacer es coger una aguja de ganchillo, introducirla cercana al punto o al hilo, engancharlo y tirar hacia dentro para esconderlo.
De esta manera conseguirás que se quede como nuevo.

2) NO uses toallitas infantiles
Sé que lo has pensado, porque si tienes peques en casa es la primera opción en la que pensamos las madres para todo... Pero por mucho que la idea te parezca maravillosa porque la toallita te quitó la mancha del sofá, de la camiseta o del bolso cuando hablamos de amigurumi es una idea catastrófica.

Lo peor de la toallita es que es húmeda así que por mucho que nos limpie la mancha, también nos mojará el tejido y tendemos a dejarlo secar sin aclararlo con lo que estamos dejando jabón y otras sustancias como disolventes, emulsionantes y suavizantes que suelen llevar.

Y existe un alto riesgo de que en vez de quitar la mancha, la disuelva y la extienda y esa zona se nos coloree. Además del olor raro que suele quedar.

3) NO laves con temperatura 
Da igual cuál sea su composición: si algodón, si acrílico, si lana 100%, si mezclas...
Nunca, repito, nunca uses agua templada o caliente con tu amigurumi. Siempre agua fría.

La temperatura del agua ayuda a disolver ciertas manchas, es cierto. Pero los amigurumis suelen estar realizados usando varios colores, claros y oscuros juntos, y la temperatura favorece que puedan destintar o perder color.

Las fibras suelen sufrir por temperaturas altas y en el caso de las lanas 100% suelen afieltrarse, encogerse o crear bolitas.
Además también está el tema de los ojitos y otras piezas no textiles que lleven, que también se estropean.

4) NO uses programas largos
Si te has decidido por lavar tu amigurumi en lavadora evita siempre los programas largos.
Los amigurumis suelen sufrir con las vueltas y con los centrífugados, aunque su relleno sea de floca o miraguano.

Lo ideal es un programa corto, para prendas delicadas, con centrifugado suave y meterlo con ropa adecuada para que ésta haga de amortiguador de golpes.

5) NO los laves con ropa de color oscuro o fuerte
La ropa de color, sobretodo de colores oscuros y fuertes como negros, azules marinos, rojos... siempre destintan un poco. Te lo demuestro cuando quieras metiendo una camiseta blanca en esa lavadora... Desde luego blanca no te va a salir...

Pues eso mismo va a pasar con tu amigurumi si es de un color claro, que cogerá un tono distinto, grisáceo, rosáceo, azulado... y si es de un color fuerte desde luego perderá su color lustroso y brillante.

Lo ideal es meterlo con ropa de colores neutros o intermedios, con toallas, o con ropa de bebé.

6) NO los metas en la secadora
¡Nada de secadora! Aunque pienses que el algodón no encoge!!
Las altas temperaturas a las que lo someteríamos dañarían las fibras y deformarían el tejido, lo afieltrarían en el caso de lanas 100%,  apelmazarían el relleno y dejarían sin brillo los ojos de seguridad por poner algunos ejemplos.

La secadora es la muerte. ¡Acuérdate!

7) NO uses lejía ni detergentes agresivos
Nunca, nunca, nunca. La lejía, el perborato y los detergentes en polvo acabarán con tu amigurumi en un tris. ¡Y nada de quitamanchas fuertes ni quitagrasas!
Su acción limpiadora es muy agresiva para las fibras del tejido y ni qué decir que lo decolorará y le sacará pelusilla porque desgasta la superficie de las hebras.

Lo ideal es un detergente para prendas delicadas si lo lavas a máquina y un jabón de manos neutro sin color si lo lavas a mano. Lo del suavizante lo dejo a la elección de cada uno. Para amigurumis de lana a mí me va genial pero en algodón no suelo usarlo.

8) NO los frotes 
Sé que nos sale instintivo cuando vemos una mancha, pero de verdad, no lo frotes que se estropea. La zona que frotamos se roza y se desgasta y eso hace que cuando el amigurumi está seco veamos esa "pelusilla" de la que os hablaba antes.

En manchas muy difíciles puedes frotar bajo el agua con mucho cuidado y suave, con jabón de marsella o jabón de barra neutro. Pero si puedes, evítalo.

9) NO los planches
¡¿Porqué?! No le hagas eso a tu amigurumi!

Con la plancha volvemos al tema de las altas temperaturas... ¡¿A cuántas personas habré oído y visto quejarse de que plancharon los granny squares de su colcha y se les deformaron, quedaron brillos, se le quedó el tejido plano, ya no se le distinguían los puntos...?!

Imagínate un amigurumi! Que encima tiene volumen!
No existe ninguna razón lógica para que lo hagas. Si lo lavaste y secaste correctamente no tendrá arrugas y sólo tendrás que masajearlo para que se recupere si está muy deformado.

10) NO los tiendas al sol
El sol se come el color, ya lo decía mi abuela que tenía la ropa más blanca que ningún anuncio de Ariel.

Eso es lo que hace, decolora. Así que pon a secar tu amigurumi dentro, lejos de los rayos del sol. ¡Y no lo cuelgues con pinzas!
Estiradito sobre una toalla y a su ritmo. ¡Te lo agradecerá muchísimo!

Espero que teniendo en cuenta estos puntos superéis esos miedos que pudierais tener y os animéis a cuidar y lavar vuestros amigurumis ¡Y a usarlos! ¡Ya no tenéis excusa!

____________________________________________________
Si te ha gustado este truco/consejo y te gustaría ver más ¡Participa! 
Déjame un comentario con eso que tanto se te resiste y ayuda a que aprendamos todos.

También puedes compartirlo en redes sociales usando el hashtag #tipsamigurumisgallimelmas
____________________________________________________


15 comentarios:

  1. Menos la de las toallitas ,creo que he cometido todos los demás sacrilegios !!!, no lo volveré a hacer jamás !!!, qué bien que te he leído , parecen de sentido común , y sin embargo......Gracias por este post!!, saludos.

    ResponderEliminar
  2. DANKE für die guten TIPPS...

    wünsche noch einen schönen ABEND
    bis bald die BIRGIT aus TIROL

    ResponderEliminar
  3. Genial el post, me los apunto todos aun no me he atrevido a limpiar ninguno de los que tengo jajajaja asi que lo haré bien desde el principio. Por cierto... los gatitos de la ultima foto son un amor, ¿ dónde puedo conseguir ese patrón adorable? Muchas Muchas Gracias. Besos

    ResponderEliminar
  4. Una entrada requetebuena. Me ha hecho mucha gracia la foto de la plancha... la pose de la muñeca...¡genial y divertida!. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre los cuelgo en un canasto de esos de bicis y este colgado a la cuerda de ropa Jaja (obviamente nunca secadora)gracias a Dios. Comparto para mis clientas

    ResponderEliminar
  6. Yo los lavo a mano y on la cabeza fuera para que no se ahogen.. vamos que casi parece un spa para muñecos :-)

    ResponderEliminar
  7. Que buen post! Yo tengo un amiguirri con forma de mi fox terrier y siempre tengo mucho cuidado con el porque es muy preciado para mi y ahora se como lavarlo correctamente :D
    Arreglo de lavadoras madrid

    ResponderEliminar